top of page

ORGANIZACIONES DEL VALLE DE ACONCAGUA DENUNCIAN A MINERA CHILENA-NORTEAMERICANA POR PONER EN PELIGRO LA DISPONIBILIDAD HÍDRICA DE LA REGIÓN DE VALPARAÍSO

La empresa NUTREX SpA realiza actualmente desarrollo minero en el valle Juncal, donde se encuentran los glaciares que abastecen de agua a la región.



Desde febrero, la Coordinadora Defensa Akunkawa –que agrupa a más de 50 organizaciones de este territorio– ha estado realizando diferentes acciones, entre ellas la emisión de una declaración, para denunciar la actividad minera de NUTREX SpA en el Valle Juncal, donde se ubica el Parque Andino Juncal, en Los Andes, reconocido sitio Ramsar por albergar humedales fundamentales para la diversidad biológica y ser refugio de varias especies de flora y fauna.


Según el último inventario de la Dirección General de Aguas, efectuado el año 2022, en este parque hay 49 glaciares, entre ellos, el Juncal, el cual le da vida al río que lleva el mismo nombre y es el principal afluente del río Aconcagua en su parte alta. Es justamente sobre estas masas de hielo donde la empresa tiene sus concesiones. “Las pertenencias mineras del titular Nutrex Spa se encuentran mayoritariamente en puntos ubicados en glaciares, lo que enciende las alarmas dado los 12 años consecutivos de escasez hídrica que vive el valle y parte importante de la región”, explica Jorge Morales, director del Observatorio de Conflictos Socioambientales Aconcagua y miembro de la Coordinadora Defensa Akunkawa.


En septiembre de 2023, el Ministerio de Obras Públicas destacó la importancia de lograr la recarga del embalse Los Aromos (21 millones de metros cúbicos) desde el río Aconcagua, ya que esto permitió asegurar el abastecimiento de agua potable para 28 de las 38 comunas que componen la región de Valparaíso. Asimismo, es este río el que abastece de agua potable a 86 Sistemas Sanitarios Rurales –o APRs–, además de posibilitar el riego para la actividad agrícola del territorio, siendo así la fuente hídrica que sostiene a casi dos millones de personas.



A la fecha, las operaciones de la minera Nutrex en el valle Juncal comprenden 20 perforaciones y plataformas de prospección de minerales, la construcción de acumuladores de agua y caminos, y la modificación de cauces aledaños al río Juncal. “La minería ya ha dado muestras de su actuar irresponsable en este territorio: entre 2021 y 2023, las mineras Codelco y Anglo American estuvieron haciendo extracciones no autorizadas de agua desde afluentes del río Aconcagua, contribuyendo con sus operaciones a la situación de escasez hídrica, por lo que fueron multadas por la Dirección General de Aguas, el ente fiscalizador”, detalla Morales.


Chile es firmante de la Convención Ramsar desde 1981 y actualmente presenta 16 sitios declarados como tal, siendo el Parque Andino Juncal el número 12 y el único en los Andes centrales. Es un lugar que cuenta con una amplia diversidad de flora y fauna, y donde se han hecho avistamientos de guanacos, pumas y otras especies protegidas, además de ser un punto de investigación científica. “Este parque es de alto valor ecosistémico, principalmente por los humedales que lo habitan, que son corredores biológicos, los que ayudan a regular la temperatura, inundaciones y aluviones, entre otros aportes; además, dentro de sus límites nacen las aguas limpias del río Aconcagua, por lo que es un sitio estratégico para muchos proyectos que requieren del uso intensivo de este bien común finito”, describe Morales.



La Coordinadora Defensa Akunkawa está activa hace cinco años y agrupa a diferentes organizaciones territoriales que se dedican a la protección del medioambiente y del agua a lo largo de esta cuenca. “Estamos visibilizando lo que sucede, porque permitir que se afecte el valle Juncal, el glaciar Juncal, significa permitir que se ponga bajo amenaza la vida de toda la cuenca a futuro”, explica Paula Rodríguez, vocera de Catemu en Movimiento, colectivo que forma parte de esta red.


“Hacemos el llamado a informarse, creemos que tenemos el derecho y el deber de organizarnos y plantearnos cómo queremos habitar nuestros territorios, qué actividades económicas queremos desarrollar y cuáles no, porque la minería no ha traído buen vivir, tampoco abundancia ni bonanza, al contrario, nosotros nos quedamos solo con lo que ellos llaman “pasivos ambientales”, que son los costos de su operación, la huella, el daño que dejan”, cierra Rodríguez. 



De esta forma, la coordinadora se encuentra sumando apoyos a su declaración y preparando actividades en diferentes localidades de la región, tal como lo fue la acción del pasado 22 de febrero, en el Reloj de Flores de Viña del Mar, donde desplegaron un lienzo con el mensaje: “La agüita pa’ este jardín viene del glaciar Juncal, #fueramineranutrex”. 

57 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page