Humano, demasiado humano



El humano dentro de su existencia y su acción, debe considerar su estadía en la Tierra desde la raíz de su sentir y ser, más allá de los impulsos propios dentro de los contextos donde se desenvuelve día a día, se sostiene que a partir del mismo progreso espiritual de la misma humanidad, queda demostrado a partir de estudios, como el Eneagrama de la Sociedad de Claudio Naranjo, en el cual se propone básicamente, para evitar la crisis planetaria ajena a lo material, sino más bien a la ausencia de sentido en relación con lo práctico; por lo mismo y para ir mejorando la relación espiritual del ser, concretamente sostiene que el ser humano necesita:


  1. Trabajar por El Progreso espiritual, ¿Lo estamos haciendo?

  2. Cultivar el amor, que luce desde la reciprocidad propia y con lo ajeno.

  3. Conciencia del ego y su limitación en relación a la coartación de nuestro propio potencial.

  4. Conciencia de la psicopatología del carácter de la creación de la sociedad para triunfar sobre lo letal de lo institucional.


El paraíso siempre se ha considerado dentro de una utopía donde el ser humano quiere llegar, pero no hemos pensado que nosotros hemos nacido dentro de este lugar, pero nuestras propias limitaciones cercanas nos hacen coartarnos de la posibilidad de realmente ese paraíso, y lo convertimos en un infierno, básicamente por la conciencia mal entendida desde lo transmisible hacia lo difícil que se hace entender realmente al terreno práctico del ser.


El pecado entonces más allá del terreno religioso, viene de la mano con la espontaneidad y la poca sincronía entre hechos, pensamientos y realidades, podemos ver esto principalmente con la carencia de empatía sobre todo luego del levantamiento de la cuarentena en Quillota, distanciamiento social inexistente, el orgullo por tener la mejor ropa e incluso, dejar de lado sus responsabilidades propias por ir a darse un gusto desde la vanidad, independiente la religión que se tenga, la clase social, la ideología política, las campañas por hacer un Chile mejor post pandemia sólo son justificaciones económicas para personas que están dentro del poder político, pero que no les interesa realmente si estas campañas tendrán algún efecto sobre la sociedad y su devenir.


Entonces: ¿Será que el humano se ha alejado de los motivos propios del despertar espiritual que Naranjo ha propuesto?, ¿Será como dice la figura nihilista y sociópata de Dragón Ball Super, Zamasu, que el mundo sería un lugar mejor, sin humanos?, ¿Será que realmente el único pecado de la creación del mundo sea la humanidad?


A modo personal, creo que más que tener una idea extremista en relación al devenir de la humanidad, el humano se reconoce como demasiado humano y como Nietzsche lo expresaba dentro de uno de sus libros, y que se ha alejado como dice el mismo autor, en su Libro "Asi Nació Zaratrustra", que el ser humano primero nace como camello, luego pasa a ser un león, para luego ser un niño y alcanzar su potencialidad total, perfecta, ajena a las pasiones propias de nuestro entorno, buscando el camino hacia el SuperHombre y no buscando el camino hacia el "Yo Creo".

111 vistas

© 2020 @perilla_radio

    plataforma independiente

ESCÚCHANOS EN CUALQUIERA DE TUS DISPOSITIVOS