Hacia la Gobernación Regional, ¿Democracia o plutocracia?



Cabe mencionar que el gobernar como definición práctica va de la mano también con el ejercer la voluntad individual sobre otra voluntad individual o una voluntad colectiva, pero: ¿Qué ejercemos?, básicamente en lo atinente a este concepto, es poder ejercer, valga la redundancia, un poder legítimo, obtenido a partir de elecciones populares y soberanas, pero: ¿Es práctico mencionar que esta soberanía se aplica desde un voto?.


En la historia, los Gobiernos Regionales, han dependido desde del poder Ejecutivo, prácticamente la figura de quien ostenta el rol de intendente o intendenta se transforma en una especie de príncipe del Imperio, llamado Estado, por lo mismo y partir de una serie de reformas constitucionales, se ha entregado la opción de poder cambiar, en primer lugar esta figura será cambiada a partir de la Ley Nº20.990, hacia la creación del cargo de Delegado Presidencial Regional, es decir, el Gobernador o Gobernadora Regional no será un inmediato o natural representante del Presidente o de la Presidenta en la Región, esta figura de gobernanza viene también desde la Ley Nº20.734, la cual menciona la creación propia de la Gobernadora o el Gobernador Regional, y dentro de una de las funciones propias en relación a la vinculación con la figura de Delegado o Delegada Presidencial, va de la mano que quien obtenga la Gobernación Regional, podrá fiscalizar los servicios públicos que dependen o se relacionen con el Gobierno Regional.


Este cargo será obtenido por elección popular, el día 11 de abril del año 2021, donde será de carácter directo en relación a lo electoral, durará 4 años en el cargo y se pueden reelegir una vez consecutivamente, su labor práctica irá de la mano con asumir como Jefe o Jefa de Servicio del Gobierno Regional, solicitará al Gobierno Regional que le entregue el poder de ejercer competencias propias de Ministerios y Servicios Públicos, a su vez, también planificar la región desde una perspectiva económica de desarrollo y también de ordenamiento territorial, entre otras gestiones que debe cumplir este rol político público.


También para ser electo o electa, va con una representatividad electoral de al menos un 40% de los votos, es decir, si votan 100 personas, quien tenga 40 votos, es quien es electo o electa dentro de este nuevo cargo electoral, pero:¿Será suficiente para descentralizar la toma de decisiones políticas dentro de una región o será un lastre para aumentar la masa salarial dentro del Estado?. Todo dependerá si efectivamente las coaliciones políticas entiendan a la ciudadanía que pide mayor conectividad, mayor manejo hacia los servicios públicos y por sobre todo, transparencia y probidad, considerando también políticas públicas que vayan en favor del cuidado del medio ambiente.


Que la Gobernación Regionales, no se transformen en premios de consuelo o herramientas para aumentar la ambición política, sino que realmente esta nueva orgánica práctica política sea el eje de las plataformas interseccionales que deben existir en el Chile Nuevo y no en ese Chile Consciente sin consciencia.

9 vistas

© 2020 @perilla_radio

    plataforma independiente

ESCÚCHANOS EN CUALQUIERA DE TUS DISPOSITIVOS